Coventosa. Jornada de descubrimiento 2022

•19 marzo, 2022 • Comentarios desactivados en Coventosa. Jornada de descubrimiento 2022

Este año volvemos a repetir el paseo hasta la sala de los Fantasmas. Es la vez que más niños se han animado a participar.

En total nos hemos juntado 19 personas contadas a la salida de la cueva, calculo que con todos los que eramos, alguno se ha debido quedar dentro.

Después de una pequeña charla informativa en la entrada, nos hemos puesto manos a la obra.

Lola y Diego

El resúmen rápido de la jornada es que nos lo hemos pasado en grande y a todos les ha gustado un montón. Ya hay ganas de repetir.

Mas personas que estalactitas

Como recompensa les hemos dado unos diplomas como futuras promesas de la espeleología y una hoja para que aprendan como se forman las cuevas y los diferentes tipos de espeleotemas existentes.

Coke

El año que viene intentaremos hacer otra jornada.

Participantes: Toñín, Noelia, Fonso, Fede, Gustavo, Adriel, Ayla, Coke, Daniela, Diego, Carmen, Lola, Eva, Julio, Marta, Laura, Joel, Eduardo y Marta (Creo que están todos)

Ahhh! Y tambien Flecha.

Jornada de descubrimiento de la espeleología 2022

•7 marzo, 2022 • Comentarios desactivados en Jornada de descubrimiento de la espeleología 2022

Mapa cuevas Garma de los Trillos – Alisas

•27 diciembre, 2021 • Comentarios desactivados en Mapa cuevas Garma de los Trillos – Alisas

LC226 Cueva del Gusnardo

•28 noviembre, 2021 • Comentarios desactivados en LC226 Cueva del Gusnardo

A pesar del día de lluvia, granizo, viento y frío, no nos hemos podido resistir a salir de exploración.

El día anterior tras una desobstrucción de 4 horas, justo cuando nos teniamos que ir y habíamos conseguido introducirnos en la Cueva del Gusnardo, aparecia un bloque que tapaba el paso para poder proseguir y nos dejaba con la miel en los labios y la duda de si la cueva continuaba.

Una vez en su boca comprobamos que su estrecha entrada, que para poder superarla hay que tumbarse y deslizarse como si se tratara de un tobogán, se ha convertido en un tobogán de barro líquido. Ha estado toda la semana lloviendo sin parar.

La sensación al colarnos por la embarrada rampa de entrada es como si la cueva nos engullera. Paso del Esfínter.

Comenzamos a picar el bloque y vemos que la cueva prosigue por una galería descendente. A los pocos metros nos encontramos un nuevo paso, que tenemos que desobstruir. Tras este aparece otro.

La cueva se desarrolla a traves de una fractura rectilínea con fuerte pendiente. El avance es desordenado, debido a la gran cantidad de galerias de diferentes longitudes y tamaños que van apareciendo, y al estado caótico que presenta la galería principal (Galería de la Entropía) con grandes bloques caídos y que han quedado descansando de forma inestable. Realmente nos movemos por un antiguo techo que colapsó en su día.

LC226. Galería de la Entropía

Llegamos a un punto donde aparecen de forma clara dos opciones. Una por la que circula un pequeño curso de agua formada por las numerosas filtraciones y otra por donde circula una notable corriente de aire.

Elegimos seguir el pequeño curso de agua y tras bajar una rampa muy pronunciada, que nos obliga a instalar una cuerda de apoyo, este desaparece miserablemente ente unos pequeños bloques. Por aquí no hay continuación.

LC226

Volvemos hacía atras y recorremos unas cuantas pequeñas galerías que acaban finalmente confluyendo en la Galería de la Entropía, pero que a su vez nos dejan unas cuantas posibles continuaciones a revisar.

Se acerca la hora de salir y empezamos el regreso, no sin antes volver a echar un vistazo para confirmar que la corriente de aire se desvía por donde creemos y que se convierte en la próxima candidata a visitar.

Participantes: Toñín y Gustavo

Desobstrucción

•27 noviembre, 2021 • Comentarios desactivados en Desobstrucción

Hoy teníamos poco tiempo de actividad, así que el día lo hemos consumido completamente desobstruyendo la LC226 (Cueva del Gusnardo). Su entrada es una fuerte pendiente de exíguas dimensiones y está situada en una fractura con dirección suroeste y por ella sale sale una más que apreciable corriente de aire.

LC226. Cueva del Gusnardo. Desobstrucción

Justo cuando conseguimos deslizarnos y posarnos en el suelo de la cueva, se hace la hora de irnos y comienza a llover con violencia. Solo nos da tiempo a certificar que la cueva continúa y que para seguir hay que deshacerse primero de un bloque caído que interrumpe el paso.

Hay probabilidades de haber encontrado algo que sigue.

Participantes: Toñín y Gustavo