Prospectando por la parte superior de la Cueva del Molino

Otro día más de prospección este mes. Esta vez por los alrededores de la Cueva del Molino.

Después de andar un rato y no tener suerte, damos con un pequeño soplao, el cual desobstruimos inmediatamente, nos amarramos a un arbol y descendemos. Resultado un agujero de 5 metros que pincha una estrecha diaclasa la cual tras pasar un paso estrecho entre bloques y destrepar en oposición otros 5 metros, después de avanzar unos pocos metros se colmata imposibilitando el acceso.

Otra jornada de dura prospección

Ya después de comer y hacer migas con una cabra que descansaba en un abrigo encontramos otro pequeño soplao, donde se aprecia una ligéra corriente de aire. Nuevamente desobstruimos. Resultado un tubo de 50 cm de diámetro lleno de arañones gordos.

Como se suele decir, cualquier agujero nos vale

Participantes: Noelia, Toñín y Gustavo

~ por cuivo en 26 septiembre, 2020.