Regreso a la Torca del Zorro LC149

Tras quedarse pendiente durante 7 años reabrimos la exploración de la Torca del Zorro LC149.

En al año 2015 se inicia la exploración de esta torca, situada en la zona de Buzulucueva en una agreste garma cercana a una pista, aunque la mayor parte de su exploración se desarrollo durante el año 2016.

Decidimos proseguir su exploración y volver a topografiar, ya que la última vez dejamos una desobstrucción y una duda pendiente y zonas sin recogida de datos.

Sus dos bocas de entrada inician con sendos pozos que desembocan en una galería de unos 5 metros de ancho por 3.50 metros de altura.

Boca de entrada LC149 Torca del Zorro

Si optamos por proseguir hacia la derecha, nos encontramos que la galería tiene un desnivel positivo, ya que se dirige, tras varios zigzagueos y una arrastrada, hacía donde originalmente un día entró el río que se encargo de formar dicha galería. Esta, finaliza en una zona donde un aporte aparece por una pequeña fisura y desaparece por un estrecho meandro con las paredes totalmente concreccionadas y con una notable corriente de aire. Esta vía la dejaremos como último comodín debido a la trabajosa desobstrucción.

Techo convertido a suelo. Paso anterior a la Sala del Zorro

Regresando a la base del pozo de entrada y continuando por la galería principal, aparece una sala de notables dimensiones (35x15x7 metros) (Sala del Zorro) con enormes bloques rectangulares en el suelo. Entre estos bloques y través de una bonita chimenea en el techo, el agua se ha encargado de formar una sucesión de pozos que culminan en un meandro a -141 metros y por la que circula una fuerte corriente de aire. Esta opción se vuelve a dejar pendiente hasta resolver una de las dudas dejadas la vez anterior.

Al final de la sala un derrumbe tapa la continuación provocando la duda a despejar, dejando solo una estrecha grieta como continuación. Así que después de completar la topografía de la galería principal, nos ponemos manos a la obra e intentar superarla.

La galería continúa

Lo que al principio parece ser más complicado de lo que recordábamos se torna rapidámente en una sencilla desobstrucción. Tras superar el paso estrecho aparece un meandro desfondado por el que de nuevo se vuelve a apreciar el aire. No queremos que se haga tarde, así que convenimos en dejarlo sin descender. La cueva continúa, así que ha valido la pena retornar a la Torca del Zorro

Participantes: Toñín y Gustavo

~ por cuivo en 25 agosto, 2022.